El Pickelhaube

Imponente e histórico es el Pickelhaube o casco prusiano. Este casco fue ideado durante el siglo XIX para que fuera utilizado por los ejércitos, la policía y los bomberos.

Casco prusiano. Fuente: http://www.warrelics.eu/

Casco prusiano. Fuente: http://www.warrelics.eu/

Su característica principal es que posee un pincho en la parte superior, el cual según Paul Von Hindenburg, quien fuera el segundo presidente alemán de la República de Weimar, simbolizaba el lazo que une a los militares alemanes con los antiguos guerreros hunos.

El casco prusiano aparece en 1842 de la mano del rey Federico Guillermo IV de Prusia, y durante las siguientes décadas su uso se propagó por los diferentes Estados alemanes, e incluso otras potencias también lo incorporaron a sus tropas, aunque fuera tan solo en sus actos simbólicos.

Otto von Bismarck, fundador del Estado alemán moderno. Fuente: http://stories.czechtourism.com/

Otto von Bismarck, fundador del Estado alemán moderno. Fuente: http://stories.czechtourism.com

El Pickelhaube era un casco hecho de cuero con un acabado brillante. El casco podía llevar adornos metálicos, generalmente de oro o de plata. El pincho es una figura fundamental y un rasgo identificativo del casco, aunque algunas unidades militares, como las de artillería, llevaban una bola en lugar del mencionado pincho.

En la parte frontal había una insignia de metal que presentaba el escudo del Estado del que provenía el casco. A cada lado del casco iba una insignia, la de la derecha era la nacional e incluía los tres colores de la bandera del Imperio Alemán (negro, blanco y rojo), la de la izquierda mostraba los colores de la provincia a la que pertenecía el soldado.

Soldados alemanes combaten durante la Primera Guerra Mundial. Foto: http://www.portalnet.cl

Otras versiones más modernas eran completamente de metal, y eran sobre todo utilizadas por los temibles coraceros (jinetes que cargaban con el sable) y por otras personalidades con cierta relevancia militar y política. Ejemplo de esto último es el uso que Otto von Bismarck le dio a ese casco, sin olvidar que también en España el casco fue utilizado por el dictador Miguel Primo de Rivera y algunos de los miembros del directorio militar.

Los cascos para la infantería estaban hechos de cuero. Durante la Primera Guerra Mundial las reservas quedaron agotadas y tuvieron que ser importados desde algunos países latinoamericanos, como el caso de Argentina. Durante esa misma contienda las autoridades alemanas recurrieron a algunos materiales sucedáneos para fabricar más cascos, incluso se comenzaron a fabricar cascos de acero. En 1915 el Estado Mayor alemán dio el permiso para utilizar fieltro y papel prensado para los nuevos cascos.

Soldados alemanes disparan a través de una trinchera durante los primeros meses de la contienda. Fuente: http://www.chw.net/

Soldados alemanes disparan a través de una trinchera durante los primeros meses de la contienda. Fuente: http://www.chw.net/

Lamentablemente para los soldados alemanes las nuevas tácticas de guerra desplegadas durante la contienda hicieron que el casco fuera muy ineficaz para proteger a los soldados, por ejemplo de los disparos de los francotiradores. Para evitar bajas los soldados cubrieron sus cascos con forros de tela para hacerlos menos visibles y brillantes, pero aun así, dada la voracidad del conflicto, pronto se dieron cuenta de que tampoco protegía a los combatientes de la metralla y las balas.

Durante 1916 el pickelhaube fue sustituido por los nuevos cascos de acero Stahlhelm, que garantizaba la protección de la cabeza de los soldados ante las esquirlas de metralla. El stahlhelm fue adoptado por las tropas y relegó a un segundo plano al pickelhaube, que quedó para las ceremonias. Al caer los Imperios Centrales ante los aliados en 1918 este casco quedó definitivamente abolido, incluso para los agentes de policía.

Ejemplo de propaganda Antialemana en referencia al hundimiento del HMS Lusitania que provocó la entrada de Estados Unidos en la guerra. Su autor es Barron Collier y parodia al Kaiser Guillermo I. Fuente: http://mod1gg.wordpress.com/

Ejemplo de propaganda antialemana en referencia al hundimiento del HMS Lusitania, que provocó la entrada de Estados Unidos en la guerra. Su autor es Barron Collier y parodia al Kaiser Guillermo I. Fuente: http://mod1gg.wordpress.com/

Hoy en día los pickelhaube son uno de los rasgos más diferenciadores del Imperio alemán, y ha sido muy utilizado en la propaganda antialemana. Aun a día de hoy hay países que equipan a algunas de sus unidades con este tipo de cascos. Este es el ejemplo de las academias militares de Chile, Ecuador, Venezuela, Colombia y Bolivia, además de ser utilizado por la Guardia Presidencial de Colombia.

Javier Naranjo Racero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s